Wednesday, December 07, 2005

entre seres humanos (Vs. homofobia)

La difamación, la ridiculización o la exageración de los errores del contrario, son estrategias muy útiles para atacar a un adversario. La tarea de ridiculizar la postura o imagen del contrario, usualmente comienza antes de que se lance el ataque directo y visible. Esta ridiculización cumple el propósito de facilitar el ataque, porque cuando este llega, el adversario ya esta lo suficientemente debilitado, y en todo caso, resulta mucho mas fácil poner a todos en su contra. Los datos y argumentos que utiliza el rival, para difamar y ridiculizar a su oponente, son falsos en la mayoría de los casos. En las pocas ocasiones en las que estos datos son reales, la forma en la que se hace uso de ellos sigue siendo tendenciosa. Se exageran por ejemplo, los errores del oponente (En los que por otra parte, frecuentemente también incurren los mismos atacantes que los denuncian) o se selecciona a conveniencia, solo aquellos puntos ideológicos que es mas fácil atacar. Esto es, se atacan los puntos negativos y se ignoran los positivos.
Todo esto puede ejemplificarse con la actitud que adoptan ciertos heterosexuales -supuestamente "tolerantes", en el fondo homofóbicos- frente a los homosexuales. Cuando se les pregunta que piensan de los homosexuales, tienden a responder con esta frase estúpida: "No tengo nada en contra de ellos, siempre y cuando no se metan conmigo". Como si los homosexuales pretendieran ser una amenaza contra el "sagrado" estilo de vida heterosexual. La raíz de la homofobia se encuentra en no aceptar que la naturaleza humana es demasiado compleja como para ser categorizada en dos bandos: normal y anormal.
A lo largo del tiempo, los homosexuales han sido difamados y ridiculizados de diversas formas. Hasta hace muy poco, la homosexualidad aún era considerada una patología psiquiátrica. A pesar de que la situación ha cambiado un poco, aún son demasiados los que relacionan la homosexualidad con conceptos como la perversión sexual, la pedofilia o la sodomía. De ahí que se sientan falsamente amenazados y en la necesidad de defenderse.
Nadie podrá negar que la siguiente sucesión de palabras suena bien: "Amor entre seres humanos". Si se toma esto como cierto, también tiene que aceptarse que ese amor puede ser profesado no solo entre sexos opuestos sino entre el mismo sexo. La frase no es "Amor entre géneros humanos". La frase es simple y sencillamente "Amor entre seres humanos".
Uno de los argumentos favoritos cuando de atacar a los homosexuales se trata, es ese que afirma que la homosexualidad es errónea porque va en contra de un supuesto plan divino preestablecido que lo contempla todo de antemano. La homosexualidad es errónea porque no cumple con el único supuesto propósito del sexo, es decir , la procreación. Lo que pienso es que este argumento solo sería válido si el ser humano fuera intelectualmente igual a un chimpance. El argumento de la procreación solo es válido si se esta hablando de una comunidad de seres no pensantes cuyo único propósito en la vida es perpetuar su especie. Pero lo cierto es que no somos animales inferiores. Somo seres humanos. Somos seres inteligentes. Y en nuestra especie, el sexo no cumple solo un propósito. El ser humano creó el amor y lo convirtió en una necesidad básica de su salud mental. El ser humano necesita del amor para funcionar. Lo que algunos parecen olvidar, es que el amor es un fin en sí mismo, y no simplemente un medio cuyo resultado final es la procreación. El amor no necesariamente tiene porque terminar en procreación; La procreación no necesariamente tiene que involucrar amor en el proceso.
La homofobia carece de argumentos racionales en los cuales sustentarse. La ignorancia y el odio son las dos únicas fuentes de las cuales se nutre. Las razones por las cuales las personas homofóbicas odian a las personas homosexuales, no se basan en argumentos racionales sino en prejuicios irracionales.

3 comments:

delectromatic said...

http://www.tierramerica.net/2005/0226/acentos2.shtml

Irma Gómez said...

"La raíz de la homofobia se encuentra en no aceptar que la naturaleza humana es demasiado compleja como para ser categorizada en dos bandos: normal y anormal."

estoy de acuerdo con muchas cosas de las que dices pero a que te refieres con "normal y anormal"?
Acaso crees que la homosexualidad es anormal?

alejandro said...

No. Lo que digo es lo contrario. Critico a los que creen poseer la verdad abs9oluta en sus opiniones y tildan de anormal a la homosexualidad. Creo que la homosexualidad es una faceta mas de la naturaleza humana como cualquier otra.