Thursday, March 29, 2012

la música y sus misterios


En realidad una canción es una expresión artística muy compleja y poderosa. Rara vez nos detenemos a pensar en el porqué las grandes canciones de nuestra vida se quedan grabadas en nuestra mente desde la primera vez que las escuchamos. o Del porque existen canciones que nos producen tal impacto que nos remiten incluso al momento exacto en el que estabamos cuando la escuchamos por primera vez. El poder de una canción de evocar un determinado recuerdo o una determinada época de nuestras vidas.
Creo que esto se debe a que las grandes canciones son la conjunción de dos distintas variedades de expresión ya de por sí poderosas que en la canción final resultan en algo superior a la suma de sus partes.
Por un lado tenemos la letra de las canciones. Existen canciones cuya letra bien podría pasar por un poema de Walt Whitman, Sylvia Plath o T.S. Elioth. Esto por supuesto depende de los gustos de cada quien.
Bob dylan, John Lennon, Lou Reed, David Bowie, Richard Ashcroft o Neil Young son ejemplos de músicos cuyas letras bien podría pasar o superar una poesía.
El manuscrito original de Like a Rolling Stone tenía más de 7 páginas que Dylan terminó recortando lo más que pudo en esa grandiosa canción de seis minutos y medio que además tiene -en mi opinión- el mejor inicio de cualquier canción en cualquier época: el golpe súbito en la batería y el inicio de toda la grandeza de la canción que la Revista Rolling Stone pondría en el lugar número 1 de las 500 canciones del siglo XX.
Recuerdo la forma en la cual uno de los directores de la revista Rolling Stone se refirió en alguna ocasión a ese inicio:
"Una de las partes mas emocionantes de la canción es ese golpe ¿Sabes?... Baaang! es como un juez golpeando la mesa con su mazo.... "La historia es llamada al estrado" "
Bob Dylan por ejemplo es para mí el ejemplo clásico del músico que utiliza la música como un vehículo pero envía su mensaje principalmente a traves de sus letras y les dá a estas el mayor peso. Neil Young es otro ejemplo, aunque la fuerza de la música de canciones como "Rocking in the free world" es igual de poderosa que las crudas letras que le acompañan.
En otros casos, la letra es igualmente bella y poderosa, y a su vez esta acompañada o enmarcada -o potenciada- por una música igualmente bella que resulta en esas canciones que recordamos como las más hermosas que existen desde todo punto de vista estético.
Across the Universe de Lennon, Something de George Harrison o Bitter sweet symphony de The Verve son para mí ejemplos.
Across the universe es un poema. Lennon clama que despertó una madrugada con dos de las líneas de la canción, se levantó rápidamente de la cama y empezó a anotar las frases de casi toda la canción en menos de 5 minutos. Otro de los grandes misterios: ¿De donde proviene esa súbita inspiración de la cual hablan tantos músicos?
Robert Plant refiere una historia similar con respecto a la forma en la cual escribió la letra de Stairway to Heaven. De nuevo habla de como le llegó aquella frase inicial "There´s a lady who´s sure, all the glitters are gold... and she´s buying a stairway to heaven". Y como a partir de esa frase, el resto de la canción se escribió sola en pocos minutos más.
Otras letras no surgen de forma espontánea. Tal es el caso de Something de George Harrison, que nació con la forma en la cual, George adoptó una determinada forma de cantar una frase que no es de una canción suya. "Something in the way she moves" era una frase que ya se había usado antes en otra canción de James Taylor, por lo cual George desechó la idea por mucho tiempo, sin embargo, su forma de cantar la línea acompañada de esa sucesión de acordes que inicia con ese Fa sostenido le llevaría a la siguiente frase, eventualmente al coro y al resto de la canción.
Paul y John llamaron a Something no solo la mejor canción que George hubiera escrito sino probablemente la mejor canción de todo el Abbey Road.
Frank Sinatra la llamó su canción favorita de los beatles y una de las más hermosas canciones de amor jamás escritas.
Por mucho tiempo consideré Woman de John Lennon como la más grande canción de amor jamás escrita. Ahora concuerdo con la opinión de Frank Sinatra y prefiero Something. Además de Woman de John Lennon y de Something, la única canción de amor que rivaliza con ellas es del beatle faltante (Y no es Ringo) "My Love", la canción que Paul le escribió a Linda, de la misma forma que lennon lo hizo a Yoko y George a Patty Boyd.
La fuerza de canciones como ésta se debe a muchas cosas. Cada línea de la letra es hermosa, la música por sí sola también, y hablan sobre uno de los temas que más tiempo nos ocupa a todos los seres humanos por igual, no importando en que época o contexto sociocultural nos ubiquemos. De ahí su universalidad.
***
Los temas que abordan las canciones, al igual que el resto de las expresiones artísticas, , son en esencia el conjunto de un número limitado de emociones universales que ocupan el pensamiento y las preocupaciones de los seres humanos desde el inicio de los tiempos.
El número de estos dilemas y emociones es límitado y es en la esencia individual, única e irrepetible de cada persona en donde las infinitas formas de expresar esas emociones genera las piezas musicales, canciones, libros, pinturas y el resto de obras que constituyen el acervo artístico de la humanidad.
La forma en que cada persona interpreta una canción es diferente siempre. La canción favorita de alguien puede no decirle nada a otra persona. Es por eso que me parece en esencia un error el categorizar en géneros a las obras artísticas o peor aún, el afirmar que existen estándares estéticos universales fuera de cuyos márgenes, una obra carece de valor.
Recuerdo que fueron 4 las canciones que me llevaron a escuchar rock por primera vez. "Revolution" de los beatles, el cover a "live and let die" de Guns N´Roses, "smells like teen spirit" de Nirvana y "the fly" de U2.
La primera oleada de grupos cuya música escuché fue evidentemente (Tomando en cuenta mi edad) a las bandas de la escena de Seattle encabezadas por Nirvana y que las empresas discográficas bautizaron como Grunge o música alternativa. Soundgarden, Alice in Chains, Pearl Jam, stone temple pilots (Originarios de San Diego), los smashing pumpkins (De Chicago), Nirvana, Guns N´Roses y U2, que por aquellos años lanzaba su mejor disco (El achtung baby) y se encontraba en su cima creativa, con esa delirante gira que aún considero el más genial concepto que una banda de rock haya montado: el ZooTV.
Con el paso del tiempo, fui conociendo artistas y bandas de todas las épocas, por lo que actualmente escuchó por igual a Muddy Waters, Dylan, Los stones, Lou Reed, Bowie, Joy Division, Depeche Mode, Led Zeppelin, Hendrix, Stevie Ray Vaughan, Radiohead, Oasis, blur, pulp, the verve, los strokes, los libertines, los artic monkeys, los white stripes, sonic youth, los pixies, los smiths, los stone roses, soda stereo, café tacuba, the clash, the stooges, U2, los chemical brothers, the prodigy, The Who, The kinks, Johnny Cash, NIN o los Doors.
Pero de la misma forma, piezas clásicas como el segundo movimiento de la novena sinfonía de Bethoven (Que no es el himno a la alegría sino el sherzo), el cánon en re menor de Pachelbel, el huapango de Pablo Moncayo o la Suite española de Albeniz se cuentan entre las piezas musicales que más escucho. Una de las piezas de la Suite española esencialmente cambió mi vida (Asturias) ya que me llevó a comprar una guitarra por primera vez, cuando tenía 12 años.
El escuchar el canto de Nusrat Fateh Alhi Khan es algo que me genera una emoción intensa que ni siquiera puedo poner en palabras. Y he escuchado hasta el cansancio el primer disco del BVSC. Chan Chan es una de mis canciones favoritas y la versión en estudio que contiene ese disco es para mí (Junto con el Huapango de Pablo Moncayo) una de las más grandes expresiones musicales que hayan salido de América Latina (Aunque me tomo años descifrar esa frase... "De alto cedro voy para Macaney, llego a Cueto, voy para Mayarí...")
Los géneros no importan. No significan nada.
De igual forma, la fuerza de una pieza musical no está determinada por su complejidad.
Tomorrow never knows es una revolución en sí misma. Y sin embargo, y a pesar de su complejidad conceptual y lírica, se comopone de UN solo acorde. Do. Para mí, esto no impide que sea una pieza musical tan poderosa como la más compleja composición de Bach, Rakhmaninov o Paganini.
***
La fuerza de una canción radica en su letra y en la música que le acompaña -o por su música y las letras que le acompañan, ya que el orden de los factores no cambia nada. En la forma en la cual una y otra se complementan y generan esa forma de expresión tan poderosa a la que me refería al inicio.
Mi ejemplo favorito para ilustrar esta idea es una de mis dos canciones favoritas: Bitter Sweet Symphony.
Cada una de las frases que componen la canción expresa su mensaje mediante algunas de las frases más brillantes y hermosas que he leído.
El mensaje lírico de la canción es una crítica social devastadora que ni siquiera se limita a referirse a la sociedad inglesa de la década de los 90, cuando la canción fue escrita sino que va más allá, al expresar la sociedad moderna de una forma más amplia. Richard Ashcroft expresa su frustración por vivir en una sociedad en la cual sus emociones no valen nada, ya que el único parámetro que rige y determina todo es la busqueda del dinero. Que termina equiparandose sutilmente como un sinónimo de la busqueda de la felicidad.
Cause it´s a bitter sweet symphony, that´s life,
trying to make ends meet, trying to make some money then you die
Well I never pray, but tonight I´m on my knees,
I need to hear some sounds that recognize the pain in me now,
I let the melody shine, let it clean my mind, I feel free now,
but the airwaves are clean and there´s nobody singing to me now
El mensaje es brillante y la forma y las frases con las cuales Ashcroft expresa ese mensaje son para mí una de las letras más geniales que se hayan escrito jamás.
Leyendo únicamente esos extractos uno pensaría que la canción es una obra desoladora, y como todos sabemos, la sensación que nos deja el escucharla es la de una canción majestuosa. En mi opinión, es la mejor canción inglesa de la década de los 90 y una de las mejores de toda la historia.
Su belleza radica en sus letras pero también en la música.
Para mí, el aspecto más interesante de Bitter Sweet Symphony es la forma en como el mensaje puede ser desolador, pero a la vez es honesto. Y Ashcroft transmite su idea mediante algunas de las conjunciones gramaticales más inteligentes que he leído. Sin embargo esa misma desolación, y ese desprecio o por lo menos el como la sociedad moderna puede prescindir de las emociones de un ser humano pero no de su productividad, o el como desde cierta perspectiva, la busqueda de la felicidad se trata de equiparar a la obtención de objetos materiales, es contrarrestada por la belleza y la majestuosidad de la música que enmarca la letra. Ashcroft expresa esa inconformidad, esa frustración y esa angustia, demostrando mediante la belleza misma de la canción que el ser humano posee cualidades mucho más valiosas que aquellas que la sociedad busca y espera de el. El ejemplo es la capacidad de componer una canción tan hermosa como Bitter Sweet Symphony.
Es como si la letra expresara la crítica y la música pusiera las pruebas para probar su argumento. Las letras son un cuestionamiento. La música es una respuesta.
Creo en el poder de la palabra y creo que uno de sus aspectos más interesantes son aquellas conjunciones gramaticales que uno puede leer en un libro, un poema o en una canción, y que uno nunca había visto juntas o usadas antes para expresar un determinado concepto.
En ese aspecto, esto es genio puro para mí:
It´s just sex and violence,
melody and silence
De la misma forma que algo como esto:
**
Si el poder de una canción reside en ser la combinación de dos formas de expresión ya de por sí poderosas que se potencían con frecuencia en las grandes canciones, los videos musicales tienen todavía otro elemento que añadir a la ecuación por lo que su posible impacto y alcance es muy grande.
Un ejemplo de esto es Do the evolution de Pearl Jam. Yo escuché la canción antes de ver el video. Aún antes de ver el video, la canción tiene una letra devastadora y una música completamente acorde a la misma. Pero fue cuando ví ese video que todos recordamos que recibí todo el impacto de la canción. Lo mísmo sucede con otra canción de Pearl Jam (Jeremy) o en el caso de obras como The Wall de Pink Floyd, closer de NIN, el cover a Hurt de Johnny Cash, Karma Police o Street Spirit (fade out) o just de radiohead, breathe de The Prodigy, star guitar de los chemical brothers o Mad World de Gary Jules.
**
La experiencia que motivó la idea de escribir este ensayo sucedió hace ya unos dos o tres años. Y es el punto de partida de todo lo demás. Un misterio no resuelto que motivó el resto.
La primera vez que escuché completo el tema principal de "American Beauty", inmediatamente evocó en mí el recuerdo de mi infancia.
Por alguna razón que dezconozco absolutamente, esa música -que es uno de los mejores soundtracks que he oído- me llevo inmediatamente al recuerdo de mí, a los 8 años, en la playa, en Acapulco, haciendo lo que solía hacer todos los días. Contemplar la puesta de sol.
¿Porque una pieza musical aleatoria me llevo a evocar de forma inmediata un recuerdo tan específico y de una forma tan vívida? La única asociación de esa pieza es con la película, la cual tampoco tiene ninguna conexión con el recuerdo en sí.
Esa experiencia me llevó a pensar en la complejidad de la percepción de la música, que nos transmite un mensaje intelectual a traves de las letras de una canción y otro predominantemente emocional, tanto en una canción como en el caso de una pieza instrumental.
Me resulta más entendible el que nuestro cerebro asimilé el contenido de un libro, tomando en cuenta que tenemos el conocimiento previo para descifrar el significado de la escritura y los conceptos que contiene.
Pero la música es un caso completamente distinto.
Es quizá más entendible el mensaje o emoción que nos deja una canción, ya que contiene un mensaje lírico, sin embargo, en el caso de una pieza musical instrumental, la razón por la cual nos produce un determinado pensamiento o emoción o nos lleva a evocar recuerdos o incluso escenas que no hemos vivido, es algo mucho más complejo.
Creo que todo tiene una respuesta y que la vía para llegar a ella es la ciencia. Y que posiblemente, si el ser humano sobrevive por el tiempo suficiente, llegue a desentrañar los misterios que encierra el funcionamiento del cerebro humano. Eso es algo que no nos tocará ver.
Mientras tanto, el que la música encierre este tipo de enigmas le da un encanto y un halo particular.
El hecho es que no sabemos prácticamente nada del como es que la música nos afecta a tal grado. Solo sabemos con certeza que es un componente esencial en nuestras vidas.
No imagino la vida sin la presencia de la música.

lecciones de tolerancia

No me gusta la palabra tolerancia, pero no encuentro otra mejor. El amor empuja a tener, hacia la fe de los demás, el mismo respeto que se tiene por la propia.

Gandhi

El creer en la libertad como el más sagrado principio, implica también el practicar todos aquellos conceptos que derivan de ella.
En este caso en específico me referiré a la tolerancia, entendida como nuestra capacidad de disentir con las creencias de otras personas sin atacarlas -independientemente de si nosotros recibimos el mismo trato o no.
Personalmente no creo en las religiones organizadas, y con respecto al concepto de dios me cuento dentro del grupo de los agnósticos, que a los ojos de muchas personas es un término indistinguible del ateísmo, aún cuando son conceptos muy diferentes.
Soy agnóstico porque, a pesar de que no creo en la existencia del Dios moral que promueve el cristianismo, el judaísmo y el islam, debo reconocer que no tengo los elementos necesarios para poder negar su existencia con certeza -como lo haría un ateo.
El ateísmo se basa esencialmente en el mismo principio que la religión: afirmar algo sin tener las pruebas para hacerlo.
En todo caso, a pesar de ser agnóstico no tengo problema alguno en decir que no creo en el Dios moral en el cual se basan la mayor parte de las religiones del mundo.
**
Resulta interesante releer textos de hace unos años, porque puedo darme cuenta de la forma en que mis creencias han ido cambiando, y en otros casos, permanecen en esencia sin alteraciones, sin embargo la forma de expresar mis conceptos ha variado.
He escrito innumerables textos acerca de la religión en este blog. Creo que uno de los puntos principales que no tolero de ellas es el estar fundamentadas en dogmas insostenibles por la razón y en esa doble moral con la cual inmediatamente proclaman ser víctimas de una persecución ante la menor opinión en contra, al mismo tiempo que su misma esencia se basa en una supuesta infalibilidad a todas luces absurda con la cual los sacerdotes creen tener los fundamentos para emitir opiniones inmunes a la crítica que promueven la misoginia, la desigualdad entre ambos sexos, la homofobia y la intolerancia religiosa.
**
De cualquier forma, aunque nunca los borré ni pretendo hacerlo, existen dos textos que me arrepiento de haber escrito, por lo menos de la forma en que lo hice, ya que aunque reflejan mi opinión, caen en el mismo error en el que incurren las religiones que critico. Es decir, la intolerancia del cristianismo y el islam.
Si bien no todo el contenido de ambos textos va por la misma línea, ambos contienen partes demasiado agresivas y que el día de hoy considero incorrectas. Hay una frase en particular en uno de los dos textos que es probablemente la peor expresión que he plasmado en todos los textos de este blog.
No concuerdo ni creo en las religiones organizadas, y en particular en quienes las dirigen, pero respeto a las personas que deciden profesar una religión.
Y creo que siempre es necesario hacer la distinción entre lo que significa creer en Dios y practicar una religión, dos conceptos que a menudo se toman como sinónimos, cuando son conceptos absolutamente diferentes.
La forma en la cual los líderes religiosos equiparan estos conceptos proclamando que el creer en un Dios implica necesariamente seguir los preceptos de su religión es una de las principales razones por las cuales las desapruebo absolutamente.

Wednesday, March 28, 2012

el poder de la contracultura


"No me molesta en absoluto la denominación de loco... a como van las cosas en este país, me parece un halago"
Hunter S. Thompson
_______
"La sociedad inventa una lógica falsa y retorcida para absorber a todas aquellas personas que no encajan dentro de los cánones mayoritarios"
Extracto de Trainspotting
Irvine Welsh
______
"Because something is happening here
But you don't know what it is
Do you, Mister Jones ?"
Ballad of a Thin Man
Bob Dylan
_____
"It´s like a fire you know, a fire that burns and burns and burns... and it seems like a romantic idea, until you realize that those fire is feed up.... with bodies."
Pete Townsend
_____
"Music is life and life it´s not a business... The MC5 was cool... the poor people that actually invented rock and roll... were cool"
Iggy Pop
- Parte de su discurso al ser inducido en el salón de la fama
_____
"Choose Life. Choose a job. Choose a career. Choose a family. Choose a fucking big television, choose washing machines, cars, compact disc players and electrical tin openers. Choose good health, low cholesterol, and dental insurance. Choose fixed interest mortgage repayments. Choose a starter home. Choose your friends. Choose leisurewear and matching luggage. Choose a three-piece suit on hire purchase in a range of fucking fabrics. Choose DIY and wondering who the fuck you are on Sunday morning. Choose sitting on that couch watching mind-numbing, spirit-crushing game shows, stuffing fucking junk food into your mouth. Choose rotting away at the end of it all, pissing your last in a miserable home, nothing more than an embarrassment to the selfish, fucked up brats you spawned to replace yourselves. Choose your future. Choose life... But why would I want to do a thing like that? I chose not to choose life. I chose somethin' else."
Trainspotting
- Extracto de la adaptación cinematográfica de Danny Boyle
_____
"I don´t need to fight, to proove I´m right... I don´t need to be forgiven..."
Baba O´Reiley
- The Who
El término "contracultura" siempre me ha parecido inadecuado para designar todas aquellas manifestaciones artísticas que se alejan de los valores convencionales y socialmente aceptados. El mismo término desde sus raíces etimológicas sugiere que toda obra "contracultural" -sea esta una canción, un libro, una poesía, una escultura, una pintura...- promueve valores que van en contra de la cultura, como si fuera el término opuesto a la "cultura" socialmente aceptada.
Esto se debe en primer lugar a que dicho término no fue acuñado por los artistas catalogados dentro de la contracultura -que en primera instancia casi sin excepción rehuyen a ser catalogados en cualquier tipo de género específico- sino por los defensores de las expresiones artistícas y pseudoartísticas que se encuentran alineadas con los estándares socialmente aceptados -lo que comunmente llamamos mainstream.
Ninguna generalización es correcta, por lo cual de entrada no es posible descalificar al mainstream en su totalidad. Lo que es un hecho es que así como el mainstream abarca las formas de expresión dominantes o por lo menos tiene detrás de si toda una maquinaria que facilita que estas lleguen a todos los sectores de la sociedad, las expresiones contraculturales constituyen un contrapeso vital que siempre debe estar presente, aún cuando no tenga el respaldo ni el poder económico que tienen tras de si las formas de expresión "politicamente correctas".
Una sociedad sin la presencia de expresiones artísticas contraculturales o en la cual estás no son promovidas o tomadas en cuenta, o son víctimas de la censura o persecución del estado, en el peor de los casos, esta condenada a ser manipulada mucho más fácilmente por los grupos oligárquicos que ponen el dinero del cual se nutre el mainstream.
Al fin y al cabo, el verdadero y único Dios que rige a la sociedad occidental es el dinero. Es el parámetro que dirige el rumbo de las sociedades occidentales y el estándar que los medios de comunicación y los aparatos del estado pretenden imponer como la máxima expresión de trascendencia y éxito personal. Esto es una aseveración que proviene de la observación de la realidad, y que de hecho es una definición erronea ante mis ojos pero tristemente cierta.
Nuevamente, tomando en cuenta que es un error generalizar en cualquier caso, no me referiré a las expresiones derivadas del mainstream sino a las expresiones contraculturales.
La simple observación de la historia nos muestra que por lo menos con mucha frecuencia, aquellas expresiones artísticas que sobrepasan la prueba del tiempo y a largo plazo tienen un mayor impacto son las obras artísticas contraculturales.
Muy pocos recuerdan las obras de los pintores a sueldo especializados en hacer retratos de la familia real francesa. Por el contrario, todos recuerdan Los Cuervos de Van Gogh, los retratos de tahití de Gaugin, las delirantes visiones de William Blake o el Guernica de Picasso.
Por cada best-seller frívolo y borrado por el tiempo, existen obras inmortales como el guardian entre el centeno de Jerome Salinger, Sidharta de Herman Hesse, El Almuerzo Desnudo de William Burroughs o En el Camino de Keroauc.
Nadie recuerda a los Monkees mientras que la música de los Beatles vivirá por siempre. Los new kids on the block fueron borrados de la faz de la tierra cuando la escena de Seattle compuesta por Nirvana, Soungarden, Pearl Jam y Alice in Chains se apoderó de la primera mitad de la década de los 90.
El Mainstream esta dirigido básicamente por las clases económicas altas, y por lo menos en la gran mayoría de los casos, no tiene ningún otro objetivo que el de aumentar, preservar y salvaguardar los intereses económicos de los grupos económicos que representa.
La contracultura es el necesario contrapeso al vacío intelectual que impera en la mayor parte de las expresiones derivadas del mainstream, ya que, a diferencia de éste, la contracultura no tiene como primordial interés el obtener ganancias económicas, ya que no es promovido por las altas esferas sino con frecuencia atacado y obstaculizado por ellas.
El fín de una obra contracultural no es salvaguardar los interes económicos de nadie ni engrosar ninguna cartera. Estas obras son con frecuencia más recordadas por la posteridad, porque son un reflejo auténtico de las emociones del artista o de su particular percepción de ver, analizar o criticar la sociedad en la que vive.
Sin la contracultura, no sabríamos prácticamente nada de la forma en la cual el pensamiento humano se ha ido moldeando, adaptando y desarrollando a lo largo del tiempo.
***
A fin de cuentas, las diversas formas de expresión del mainstream cumplen con su propósito. Nunca fueron concebidas con la intención de trascender el paso del tiempo, o reflejar ni mucho menos criticar a la sociedad de cuyos consumidores depende.
Su propósito primario es convertir a cada uno de sus receptores en potenciales consumidores de uno o varios productos diferentes.
Un disco de música pop es cuidadosamente concebido por una empresa discográfica, y es en esencia un producto mercantil que no llega a ser una expresión artística genuina. Ni la música ni las letras transmiten ningún mensaje novedoso u original. Son simples productos cuidadosamente diseñados para ser consumidos por un sector demográfico específico, de la misma forma que otra industria produce un yoghurt o una camisa.
Este sector demográfico con frecuencia corresponde a adolescentes de ambos géneros.
Las emociones, los cambios y los problemas que ocupan el tiempo de los adolescentes occidentales son bien conocidos y no sufren grandes variaciones de una generación a otra.
Pueden variar las expresiones lingüisticas, la moda y quiza en mayor medida la forma en que perciben y ejercen su sexualidad, pero sus dilemas básicos, sus emociones y sus preocupaciones principales -"pertenecer" a un grupo, conseguir una pareja, lidiar con el inicio y el final de esas relaciones- son en esencia muy parecidas de una generación a otra.
Y son estos los temas que la música pop utiliza como ingrediente para crear sus composiciones, mediante la infinita variación lingüistica de un número limitado de conceptos.
Los creadores detrás de la música pop no tienen ningún interés en que su producto trascienda en el tiempo. El objetivo principal es simplemente generar la mayor cantidad de dinero posible mientras su producto se mantenga vigente y sea redituable.
Canciones como "Ballad of a thin man" de Bob Dylan o "God" de john Lennon nos incitan a pensar. Una canción de Britney Spears fue diseñada con el único fin de incitar la compra del disco, y posteriormente de la imagen completa, con todos los productos y accesorios que esta incluye.
Las canciones pop son jingles de 4 minutos de duración.
Los momentos definitorios de cualquier época, por lo menos en cuanto a movimientos culturales se refiere, son aquellos en los cuales las expresiones artísticas que no dependen ni provienen del mainstream toman por asalto los primeros lugares en ventas.
Tal es el caso de la década de los 60, cuando los Beatles se adueñaron del mundo. O de finales de la década de los 70 hasta mediados de la década de los ochenta, con el "Madchester". O los inicios de la década de los 90, cuando una desconocida banda de un desconocido pueblo perdido en la nada, llamada Aberdeen, tomó al mundo por asalto con el disco y el himno de la década. Las diez millones de copias que vendió el nevermind a su vez le abrieron las puertas a toda esa escena que venía gestandose en seattle desde fines de los años 80. Se puede discutir indefinidamente si Nirvana era ua mejor banda que Pearl Jam o Soungarden. lo que es cierto es que nirvana abrió las puertas, como años atrás lo harían artistas como Elvis, los beatles, the velvet underground, david bowie, joy division, los smiths, los stone roses, los strokes o los libertines.
Esos son los movimientos culturales -musicales- que pasan a la posteridad y definen la forma y las expresiones artísticas por las cuales será recordado un determinado momento histórico.

Tuesday, March 27, 2012

la esencia


Todas las personas que he querido a lo largo de mi vida -familiares, parejas, amigos- , todas sin hacer distinción alguna, tienen alguna característica única e irrepetible ante mis ojos que explica el porqué, no solo en su momento, sino por el resto de mi vida, serán especiales, incluyendo a esas personas que siguen aqui y aquellas personas que viven en mi pasado y vivirán por siempre en mi memoria.
Con el paso de los años vamos perdiendo el contacto de muchas de estas personas. Los motivos pueden ser miles. En algunos casos no hay un motivo en particular y es solo el tiempo el cual nos va separando de ellas. En otros casos es alguna pelea o disputa.
Entre más pasa el tiempo, la fuerza que cobran las memorias de los momentos felices que vivimos con esas personas va creciendo. Y vamos entendiendo que nuestra vida al fin y al cabo es la suma de esas memorias. Que por cada momento adverso y dificil que pasamos también hubo momentos felices y son estos los que recordaremos al final.
Por el contrario, entra más pasa el tiempo, esas peleas y esas razones por las cuales nos separamos de alguna persona se van difuminando. Y en algunos casos el recuerdo se olvida por completo y somos incapaces siquiera de recordar el porqué perdimos el contacto de una persona que en su momento fue importante para nosotros por los momentos que compartimos con ellas, por las cosas que les enseñemos y nos enseñaron y esas enseñanzas que obtuvimos con la simple convivencia que mantuvimos durante el tiempo que la vida nos permitió compartir con ellas.
Todos tenemos a nuestras personas especiales. Y esa característica a la que me refería que estas personas tienen ante nuestros ojos engloba muchas cosas. Es la esencia de esa persona, con todas sus virtudes y sus defectos. El querer a alguien -en la acepción más amplia del término y sin hacer distinción alguna- implica el quererla por esas virtudes que a la vez enriquecen nuestra vida, en la misma proporción que por aquellos defectos que tienen.
Los seres humanos somos extraordinariamente parecidos unos a otros. Esos defectos que vemos en otras personas en una gran proporción también los tenemos nosotros, ya sea que estemos conscientes de ello o no. Y en todo caso, por cada defecto que tiene cualquier persona a nuestro alrededor, nosotros podemos tener el mismo y con toda certeza tenemos otros.
**
Creo que nadie tiene el derecho de juzgar los defectos o errores de otra persona, con excepción de aquellos que dañen a otra persona. Y las razones por las cuales creo esto son múltiples.
Con frecuencia juzgamos errores que nosotros también hemos cometido en algún momento de nuestra vida, o que no estamos exentos de cometer en el futuro. O juzgamos un error que nosotros también podríamos haber cometido si nuestra vida fuera diferente y nos hubiera tocado vivir determinadas circunstancias por las cuales no hemos pasado.
Cuando juzgamos un error, debemos saber de forma tácita que estamos a la vez aceptando el derecho de las demás personas a juzgarnos por nuestros propios errores del pasado. Por los errores que estamos cometiendo en el presente o con toda certeza cometeremos en el futuro.
Los seres humanos somos falibles y una de las pocas certezas que sabemos es que, a lo largo de nuestra vida, iremos aprendiendo lecciones de nuestros aciertos -y sobre todo de nuestros errores- pero seguiremos equivocandonos no importa que es lo que hagamos. Es parte de la naturaleza humana y es algo de lo que debemos estar conscientes, y entre más pronto lo hagamos mejor.
**
Si es cierto que constantemente estamos aprendiendo a lo largo de nuestra vida, tanto en las buenas temporadas como en las malas, también es cierto que una persona esta necesariamente incompleta si no ha atravesado por tiempos adversos.
Existen aspectos de nosotros mismos y errores en nuestra forma de pensar y actuar que solo nos es posible ver mientras atravesamos los tiempos más adversos. De la misma forma es cierto que existen ciertas características -cualidades, defectos o simplemente rasgos- de las personas que nos rodean que de la misma forma solo podemos conocer en los tiempos difíciles.
**
La vida que uno tiene, con todos sus aspectos positivos y sus aspectos negativos, con todos sus aciertos y errores, con todos sus buenos momentos y malos momentos, está dictada únicamente por uno mísmo.
Es este un concepto al cual he llegado -y que, al igual que el resto del contenido de cada texto que he escrito, refleja solo mi opinión- más por las equivocaciones que he cometido que por los aciertos que haya podido hacer.
Es algo en lo que hoy creo gracias a haberme equivocado innumerables veces actuando y pensando exactamente lo contrario.
Y es una de las reflexiones a las que he llegado, tras pasar por los momentos más adversos que me ha tocado vivir.
**
Cada persona que nos ha acompañado en nuestro trayecto, ya sea por un día o por seis años, y que es importante para nosotros por las memorias que nos dejaron, son nuestros más preciados tesoros.
Al final, la vida es la suma de todos los momentos que vivimos.
Pero los que recordaremos en el último instante son los momentos más felices que le debemos a todas y cada una de las personas que compartieron un momento de su vida con la nuestra.
AAE
27 de Marzo, 2012

Monday, March 26, 2012

la conciencia de la humanidad


"Las generaciones venideras dicifilmente podrán creer que un hombre como el caminó por este mundo"
AlBert Einstein
Esta fue la forma en la cual Einstein se refirió a Gandhi tras su muerte. Un senador estadounidense dijo que Gandhi representó la conciencia de la humanidad y que tras su muerte, su puesto había quedado vacante.
Todos sabemos sobre la vida de Gandhi pero es solo cuando nos adentramos más a profundidad en ella que descubrimos a que se refería Einstein y el porqué su afirmación es cualquier cosa menos exagerada.
Gandhi es para mi el ser humano más honorable que haya caminado sobre la faz de la tierra y uno de los pocos que merece ser llamado "santo" (Con una concepción muy diferente a la de los santos católicos)
La biografía que siempre recomiendo de Gandhi es la de Louis Fischer, periodista estadounidense que narró en su libro la vida y obra del Mahatma y lo entrevistó y vivió en su aldea por dos semanas.
Es cuando nos adentramos un poco más en la vida de Gandhi que podemos conocer anécdotas como estas.
Leer sobre la vida de Gandhi es algo que necesariamente, forzosamente, cambia nuestra forma de percibir la vida.
Algunos pasajes de la vida de Gandhi
**
Sudáfrica
Gandhi inició su carrera como un abogado común que regresó de londres a la India y encontro un trabajo eventual en Sudáfrica, hacia donde partió con la intención inicial de permanecer 6 meses. Fue en Sudáfrica donde ese gris y tímido abogado que en ocasiones se quedaba paralizado durante los juicios sin saber que decir, creció hasta convertirse en el gigante histórico que la historia recuerda como Mahatma Gandhi.
Esa estancia de 6 meses terminaría convirtiendose en 30 años, en los cuales Gandhi inició su lucha no violenta a favor de los derechos civiles de sus compatriotas y de los africanos nativos.
Su estancia coincidió con la guerra de los Boers, y Gandhi espontáneamente organizó un grupo de ambulancias que apoyó al ejercito británico durante la guerra.
Prácticamente durante toda su vida, Gandhi negoció y trató de ir conquistando sus logros negociando con los británicos en lugar de enfrentarse a ellos.
Tras 30 años en Sudáfrica, Gandhi, aquel joven abogado que partió por seis meses regresó a la India en donde fue recibido ya como un lider moral. A la postre se convertiría en la máxima autoridad moral de la India.
**
El recorrido
Gandhi conoció la enorme extensión de su patria de punta a punta en diversos viajes a lo largo de su vida. Conoció los problemas de la India desde las regiones ubicadas en la costa del golfo de Bengala hasta la zona ubicada en la cordillera de los Himalaya.
A su regreso a la India, fueron a visitarlo a su natal Porbandar -una población costera ubicada en el extremo oeste de la costa del golfo de bengala- un grupo de campesinos provenientes de la zona unibcada en la cordillera de los Himalaya. Le expusieron sus problemas y la forma en la cual los caciques locales se aprovechaban del fruto de sus cosechas y cobraban impuestos injustos.
Tras escucharlos Gandhi decidió regresar con ellos y partió de Porbandar hacia los Himalaya -un recorrido que abarca unos tres mil kilómetros-. Ahí permaneció por casi seis meses, mediando el problema de los campesinos. A su regreso fue parando y pernoctando en diversas aldeas, conociendo de primera mano los problemas de su gente.
Muy pronto comenzó a esparcirse la voz de un hombre santo que viajaba en tren por la India, ayudando a resolver los problemas locales.
Para entonces, Gandhi ya tenía bien formada su ideología, a la cual llamó Satyagraha, y había iniciado su lucha no violenta para lograr la independencia de su pueblo del imperio británico.
**
los ayunos a muerte
A lo largo de su vida Gandhi realizó innumerables ayunos a muerte. Estos ayunos tuvieron lugar en su mayoría, en sus múltiples estancias en prisión. Gandhi, al igual que Thoreau -quien junto con Tolstoi fueron sus más grandes pilares ideológicos- dijó que en un país injusto, el único lugar apropiado para un hombre justo era la cárcel. Y ahí realizó en múltiples ocasiones ayunos a muerte, en protesta por el trato a su gente y como parte de su lucha por la independencia de la India.
Los británicos sabían ya que Gandhi era la figura más respetada por el pueblo hindú, y que no podían darse el lujo de permitir que muriera en una prisión británica.
De esta forma fue que, a pesar de haber estado a punto de morir en varias ocasiones, los británicos nunca pudieron darse el lujo de permitir su muerte.
**
la marcha de la sal
Gandhi nunca fue un enemigo declarado del imperio británico. Por el contrario, ya como lider político de su país viajó a Inglaterra a negociar con Churchill quien se negó a recibirlo personalmente y se refirió a el con esa famosa acepción: "un faquir semidesnudo".
Durante su estancia en Inglaterra, Gandhi vivió en los barrios de los obreros. Debido a que estudió derecho en Inglaterra y dominaba el inglés, tras terminar sus negociaciones, Gandhi también se había ganado el respeto y la amistad de los obreros y sus familias, quienes lo despidieron como un heroe.
Una de las tantas causas por las cuales protestó Gandhi fue el impuesto que los británicos imponían sobre la sal al pueblo hindú.
La forma en la cual Gandhi protestó contra este impuesto es una de sus más recordadas hazañas y una de las muestras más fieles de la forma de pensar y actuar del Mahatma.
Cuando Gandhi se enteró del impuesto que los británicos pretendían cobrar a la sal, la cual se encontraba expuesta en las playas de todas las costas de la India, partió de su aldea e inició una caminata de más de 400 kilómetros en dirección a la costa. Durante su trayecto se le fueron uniendo miles y miles de personas.
Cuando Gandhi llegó a la playa se acercó a la orilla del mar, se arrodilló y tomó entre sus manos un puñado de sal. Un gesto simbólico. Un mensaje a los ingleses que decía que la sal era un recurso que no le pertenecía a Inglaterra ni a nadie, y que estaba al alcance de todos.
Inmediatamente después fue arrestado junto con miles de sus seguidores, quienes dejaban en ocasiones que los ingleses los golpearan sin responder con ningún tipo de violencia. Nuevamente, desde la prisión, Gandhi ganaría esta batalla a los ingleses.
**
alma grande
El escritor y poeta hindú, Rabindranath Tagore fue quien bautizó a Gandhi con el seudónimo de "mahatma" que significa alma grande. Un término reservado para muy pocos seres humanos.
Al final de su vida, Gandhi era venerado por su pueblo como su máximo lider y autoridad moral, sin embargo  jamás aceptó ser llamado un hombre santo y por el contrario se opuso fervientemente a ello.
En una ocasión, un hombre cayó del tren en el cual viajaba Gandhi y proclamó como un milagro de Gandhi el que hubiera resultado ileso.
La respuesta de Gandhi al enterarse muestra esta faceta de su personalidad y su sentido del humor. Gandhi dijo:
"Si hubiera obrado un milagro no hubiera caído del tren en primer lugar".
**
los intocables
Aún a la fecha, aunque en menor medida, la India se rige por un sistema de castas que data de la era medieval.
Gandhi pertencecía a una familia de la casta de los comerciantes, que en términos modernos vendrían siendo lo que actualmente conocemos como clase media.
La casta más baja era la casta de los intocables o parias. De ahí que hasta la fecha le demos esa connotación a la palabra paria.
Las condiciones en las cuales vivían los parias es algo dificil de creer aún hasta nuestros días. Los parias no podían ingresar a los templos ni a los mercados. No tenían derecho a comprar comida por lo que se alimentaban de las sobras de la basura de la comida que encontraban en las trastiendas de los comercios y las casas. Debían ocultar su rostro y caminar por la calle con precaución, ya que tenían prohibido siquiera rozar a otra persona. La persona que accidentalmente era tocada por un paria debía realizar un ritual de purificación en el pútrido Rio Gánges.
Es aqui donde puede ejemplificarse una de las facetas más honorables de Mahatma Gandhi. Nunca le fue fiel a un partido político, ni a su pueblo siquiera de una forma incondicional. Gandhi le fue únicamente fiel a su propia conciencia.
Cuando Gandhi conoció con sus propios ojos las atroces condiciones en las cuales vivían los parias, se mudó al barrio en donde estos vivían y finalmente inició uno de sus últimos y más celebres ayunos.
Este ayuno fue una protesta, no en contra de los británicos, sino en contra de su propio pueblo, en demanda de una mejora en la calidad de vida de los intocables y la abolición de estas leyes absurdas.
Gandhi, como en otras ocasiones estuvo a punto de morir. Sin embargo, finalmente, el respeto que su pueblo le guardaba fue más grande y se terminó cediendo a sus demandas.
Gracias a Gandhi es que estas leyes fueron abolidas y la calidad de vida de los parias pasó de ese infrahumano trato a una mejora en su calidad de vida.
**
la conciencia de la humanidad
Gandhi mantuvo una breve correspondencia con Tolstoi, cuando este último se encontraba al final de su vida.
Durante la segunda guerra mundial, le envió una carta a Adolf Hitler exponiendole sus argumentos para terminar con la guerra -carta que dudo que el fuhrer haya leído.
Cuando Gandhi murió, la India recibió las condolencias de jefes de estado de más de 170 países del mundo.
Gandhi murió asesinado a tiros por un extremista musulmán, mientras se encontraba rezando. Sus ultimas palabras fueron "Oh, Dios".
Aquel faquir semidesnudo había cambiado al mundo para siempre.
Al morir, sus únicas posesiones eran sus sandalias, su túnica y sus anteojos.

las lecciones de la adversidad


El ser humano que más admiro es, con diferencia, Mahatma Gandhi.
La lectura de la biografía de Gandhi de Louis Fischer (Cuyo link es este) es algo que marcó mi vida de distintas formas. Fundamentalmente, puedo decir que la lectura de ese libro y el conocimiento a fondo de la vida y obra de Gandhi me mostró que así como existen innumerables ejemplos de maldad en el mundo, existió una persona que a lo largo de toda su vida exhibió con su ejemplo las más altas virtudes que un ser humano puede alcanzar.
En general, las personas que admiro se caracterizan por ser personas que a lo largo de su vida, en las más dificiles encrucijadas de vidas muchisimo más dificiles que la que a mi me ha tocado, han sabido distinguir el camino más justo y benéfico para todos. Son personas que no le han sido fieles a ningún partido político ni grupo en particular sino únicamente a su propia conciencia, algo que en la mayoría de los casos les terminó costando la vida.
Ninguno de estos personajes fue perfecto ni estuvo exento de comenter errores. Malcolm X fue condenado por robo e inició su transformación en la prisión. Todos, Luther King, Malcolm X, Nelson Mandela, Ernesto Guevara y el mismo Gandhi cometieron errores.
No existen los seres humanos perfectos. Eso es solo un cuento infantil que la iglesia católica gusta de contarle a sus feligreses. Ningún santo del Vaticano fue perfecto y con frecuencia podemos encontrar ejemplos de "santos" que en realidad merecerían arder en el infierno, si este existiera.
De tal manera que debemos comenzar por desechar la idea de que existan seres humanos perfectos e infalibles.
Estos personajes de la historia a los cuales admiro cometieron errores como todos nosotros y pasaron por tiempos adversos.
Gandhi estuvo en prisión innumerables veces y realizó decenas de ayunos a muerte en los cuales en más de una ocasión estuvo a punto de morir. Luther King vio a su padre asesinado por el KKK y a su casa arder en llamas en su infancia. Malcolm X murió abatido a disparos cuando rompió sus lazos con la liga musulmana con la cual inició su carrera y a la cual terminó renunciando al exponer la corrupción moral de su lider, que posteriormente ordenaría su asesinato. El Ché partió de Tuxpan Veracruz a bordo de un buque para 18 tripulantes en el cual se embarcaron 80 personas y toneladas de municiones y armas. Desembarcó en el lugar equivocado. Y así, infiltrandose en la Sierra Maestra, terminaría derrocando al gobierno de Batista, el dictador en turno apoyado por los Estados Unidos. Gandhi permaneció 30 años en Sudafrica defendiendo los derechos civiles de sus compatriotas y de los africanos antes siquiera de regresar a la India e iniciar la lucha por la libertad de su país. Durante su estancia en Sudafrica estuvo a punto de ser linchado.
Todas estas personas, que son los seres humanos a los cuales yo puedo referirme como verdaderos "heroes", cometieron errores y sobrevivieron a tiempos adversos.
El reconocer y aprender de sus errores y el sobrevivir esos tiempos adversos y asimilar esas enseñanzas que solo pueden conocerse en las más difíciles situaciones, es lo que los convirtió en lo que fueron.

Saturday, March 24, 2012

la belleza está en todas partes


La belleza es un concepto que como todos los demás se encuentra sujeto a múltiples interpretaciones. Para mí la verdad encierra un componente estético, y este puede mostrar el lado sublime y luminoso del mundo que nos rodea, como es el caso de las grandes obras del renacimineto italiano, sin embargo también está al servicio de reflejar el lado oscuro que también forma parte de nuestro mundo, como es el caso del Grito de Edvard Munch o del Guernica de Picasso.
Esencialmente, creo que la belleza, más que estar determinada por cánones estéticos, esta regida por su honestidad, su autenticidad. El arte es más puro y auténtico en la medida en que sea honesto y refleje la realidad del mundo que nos rodea. Esta forma de reflejar la realidad puede hacerse mediante infinitas formas. No importa cual sea el medio de expresión ni la apariencia o la vía en la cual el artista comunica su mensaje: si lo hace de una forma honesta, creo que eso es lo que determina su carácter artístico.
De esta forma, aunque la voz de Bob Dylan no sea una voz convencional e incluso sea desagradable según ciertos estándares establecidos, una canción de Bob Dylan es una expresión artística infinitamente más valiosa que una pegadiza canción pop con una voz "agradable" de acuerdo a los estándares "aceptados" que no refleja nada, y que fue solo concebida como un producto mercantil como cualquier otro.
**
El arte por tanto puede reflejar emociones como la alegría, de la misma forma que la tristeza y la melancolía. Sin embargo, creo que es un error generalizar asumiendo que todas las obras artísticas que reflejan emociones oscuras como la melancolía son necesariamente sombrías.
Existen pocos artistas con este don, sin embargo, con frecuencia, muchas de las formas artísticas más interesantes son aquellas en las cuales el artista expresa en una canción por poner un ejemplo, letras sombrías y tristes, que en conjunto con la música resultan en una obra bella.
***
Creo que este tipo de artistas son tan venerados porque no son comunes.
Cuando una persona se encuentra en un estado de bienestar, inspirado por estar enamorado, por estar atravesando una buena temporada, o por el motivo que sea, el proceso creador fluye mucho más fácilmente que cuando atravesamos una época adversa, marcada por la tristeza, por la decepción o por una pérdida.
El arte es un proceso creativo. Requiere de mucha energía para ser llevado a cabo. Cuando se atraviesa un periodo adverso, son pocas las personas que reunan las energías para expresar esos sentimientos y más aún, expresarlos de una forma creativa y original que resulte en una obra artística única.
Es por esa razón que dichas obras no pasan desapercibidas y con frecuencia nos resultan tan fascinantes y atrayentes. Porque todos sabemos lo que es la adversidad y todos hemos experimentado esas emociones, sin embargo carecemos del talento o de la fortaleza para expresarlas.
La admiración y esa aura que rodea a ese tipo de artistas se debe a que nos muestran de distintas formas, emociones que todos hemos experimentado en mayor o menor medida, pero que nunca habíamos percibido como una obra artística sino simplemente como una emoción con la que hemos lidiado en tiempos adversos. El ver esas emociones sublimadas a traves del talento de un artista nos muestra al mismo tiempo facetas de nosotros mismos que no podríamos haber conocido de otra forma.

la necesidad de expresión



when you are playing a guitar is like an extension of... your passions...

when you play a note, you need to put your fingerprints on... you are making your own unique, individual statement.

Carlos Santana

sometimes you want to communicate your feelings to someone... and you don´t know how to do it until you have a guitar in your hand...

Bruce Springsteen

People tought I was weird because I could spent all the weekend doing nothing to play my guitar

Eddie Van Halen

Para todos los seres vivos, incluyendo al ser humano, la expresión es una necesidad que se lleva a cabo de infinitas formas.
La literatura y la música son dos ejemplos.
Toda forma de expresión involucra el uso del intelecto y las emociones, sin que estos dos conceptos sean diferentes o mutuamente excluyentes. Sin embargo es cierto que existen formas de expresion en las cuales predomina principalmente el intelecto mientras que en otras lo hacen las emociones.
En el caso de la literatura, por poner un ejemplo y simplificando las cosas, ya que no puede hacerse una generalización, tenemos el caso del ensayo y de la poesía.
La lectura del laberinto de la soledad de Octavio Paz nos hace sentir, pero principalmente a pensar. Es una lectura mucho más intelectual que un poema de Sabines, en el cual, el poeta chiapaneco puso su intelecto al servicio de la expresión de sus emociones. La lectura de los amorosos o algo sobre la muerte del mayor sabines nos hace pensar pero principalmente nos lleva, nos obliga a sentir. No conozco una obra que exprese de una forma tan cruda y desgarradora el dolor por la pérdida, por la muerte, que el poema "Algo sobre la muerte del Mayor Sabines".
Jaime Sabines escribía poesía como una necesidad para expresar sus emociones. Esto es evidente en una de las líneas de ese mismo poema:
Maldito el que crea que esto es un poema
Octavio Paz por otro lado escribió el laberinto de la soledad como una expresión mucho más intelectual de conceptos menos ligados a las emociones.
Ninguna de estas formas de expresión se componen únicamente de intelecto o emociones. Son solo un ejemplo de dos obras en las cuales puede evidenciarse que no todas las formas de expresión (literaria en este caso) tienen un balance exacto entre una y otra.
En el caso de la música, y en particular de la ejecución de un instrumento musical, también podemos ver ejemplos similares.
Dejando a un lado el obvio uso de la memoria y otras funciones intelectuales cuando se está en el proceso de aprender los acordes y las escalas, en el momento en el que esto se domina y se ejecuta una pieza, existen obras que dejan poco espacio para la improvisación ya que son ejecutadas esencialmente sin muchas variaciones en cada ocasión.
Es el caso de obras como Asturias de Isaac Albéniz o el Canon en D Menor de Pachelbel. De nuevo, en una excesiva simplificación, este podría ser el equivalente musical a un ensayo como el laberinto de la soledad.
Por otro lado existen otros géneros músicales cuya base rítmica es simple, y es en la improvisación en donde encontramos predominantemente la expresión de emociones. Tal es el caso del blues o el jazz.
Por poner un ejemplo, la canción de BB King "The Thrill is gone" sigue una sucesión de acordes establecida. Sin embargo, ni en las decenas de diferentes versiones de esta canción del propio BB King ni en los múltiples covers de esta obra he escuchado un solo ejemplo en el cual ni la introducción ni mucho menos los solos sean interpretados de la misma manera. Esto se debe a que el blues (tal como su mismo nombre lo indica) esta intimamente ligado a la expresión emocional más que intelectual, de manera que cada vez que un guitarrista toca esta canción, necesariamente habrá variaciones, ya que el estado emocional está siempre en mayor o menor medida en continuo cambio.
El blues en este caso sería el equivalente musical al poema de Jaime Sabines.
Ninguna de estas dos formas de abordar la expresión literaria o musical es superior a la otra. Se utiliza una u otra en diferentes circunstancias y en la mayoría de los casos es un proceso inconsciente. En ocasiones necesitamos expresar un concepto o nuestra opinión sobre cualquier tema y lo hacemos mediante la razón. En otras, nuestra necesidad de expresión obedece a una necesidad de liberar emociones que nos es imposible abordar únicamente con la razón. Y de esta forma recurrimos a esas formas de expresión que más se prestan a este propósito.
La literatura nos lleva a pensar y a sentir. La música es una forma de expresión curiosa, ya que esencialmente nos lleva a sentir y a experimentar cosas que con frecuencia nos es muy dificil y en ocasiones imposible poner en palabras.

Tuesday, March 20, 2012

credo


 It must be one of those narcissists who only appreciate things when they're gone. I'm too sensitive. I need to be slightly numb in order to regain the enthusiasms I once had as a child.

There's good in all of us and I think I simply love people too much, so much that it makes me feel too fucking sad. The sad little, sensitive, unappreciative, Pisces, Jesus man. Why don't you just enjoy it? I don't know!

Kurt Cobain 


Creo en la libertad como nuestro principio y nuestro don más preciado. Creo que somos libres de pensar y hacer lo que sea mientras nuestros pensamientos u actos no interfieran o dañen a alguien más.
*
Creo en el perdón. Por tal razón y como consecuencia no creo en la venganza.
*
Creo que el ser humano es demasiado complejo como para hacer generalizaciones sobre su naturaleza. Todo ser humano puede potencialmente lograr las más grandes empresas o caer en los peores actos imaginables. Creo también que hay un factor de falibilidad que es inherente a nuestra condición humana. Por el hecho de ser humanos nos equivocaremos y no hay nada que podamos hacer al respecto.
*
Creo que todas las personas tienen cualidades y defectos. En esencia prefiero ir por la vida tratando de ver las cualidades sin buscar ni mucho menos juzgar los defectos. Esto es válido para todas las personas que me rodean.
*
A aquellas personas que quiero, las quiero por sus cualidades y también por sus defectos, y no a pesar de ellos.
*
Creo que un error no define la esencia de una persona, pero la realidad es que un error si puede ser una inflexión en el rumbo de la vida de una persona. No creo que porque esto suceda, sea algo correcto. Creo que toda persona tiene alguna cualidad única que solo ella posee, y creo que estas virtudes pesan más que los errores. Con la excepción de un error, abominable y absolutamente imperdonable como es el caso de un violador o un asesino.
*
Creo que todas y cada una las personas con las cuales compartimos nuestro camino son valiosas. Forjan nuestros recuerdos más preciados. Y en el fondo y al final, la vida no es más que la suma de esos recuerdos.
*
No creo en esa concepción que proviene del cristianismo que nos dice que la vida es un valle de lagrimas a donde venimos a sufrir. Es cierto que la vida tiene momentos dificiles y tristes. Pero también tiene momentos perfectos. Felices. Y al final, eso es lo que constituye el pasado que recordamos al voltear hacia atrás. Creo en aprender de los errores propios y de los momentos adversos. Pero creo que la vida es la suma de todos esos momentos en los cuales fuimos felices.
*
Por la misma razón, creo que todas y cada una de las personas que compartieron un momento de su vida con la nuestra son especiales. Cada momento, cada palabra, cada enseñanza, cada instante que pasamos con ellas es algo que debemos atesorar.
*
No creo que la felicidad sea ese ideal que algún día alcanzaremos, tras terminar nuestra carrera y cumplir con todos los convencionalismos que la sociedad nos impone. Una felicidad eterna. La vida se compone de momentos adversos y momentos felices y con frecuencia, es cuando miramos hacia atrás que nos damos cuenta que los momentos en los cuales fuimos más felices, no fuimos conscientes de ello. Demasiado preocupados en edificar esa felicidad. "Life is what happen to you while you are busy making other plans".
*
En esta vida lastimaremos y seremos lastimados, tarde o temprano. Aunque sea un daño consumado, creo que debemos aprender de nuestros errores. Aunque sea un acto inutil creo en pedir perdón a aquella persona que lastimamos. Cuando alguien nos daña, es cuando se presenta un reto dificil, sin embargo, aunque solo sea como el ideal en el que creo, no tiene ningún caso guardar rencores hacia nadie. Especialmente hacia una persona que nos dio momentos felices.
*
En esta vida perderemos a muchas personas. De la misma forma llegaran nuevas personas a nuestra vida en cada momento. Creo que debemos atesorar cada instante que vivimos con las personas que quisimos. Asimilar todo lo que nos dejaron en su momento (y para siempre) Por esa razón, creo que uno de los peores errores que podemos cometer es guardarle rencor a una persona que en su momento quisimos y nos quiso.
*
La vida es muy corta. En un parpadeo han pasado 5 o 10 años. Supongo que el secreto es edificar la mayor cantidad de momentos felices, que eventualmente serán las memorias que nos llevaremos cuando llegue el momento de partir.
*
Creo que no debemos esperar que el tiempo nos de la razón. Ni siquiera debemos ir por la vida con la idea de tener la razón, puesto que la forma en que vivimos nuestra vida no es la única forma posible. El tiempo no le da la razón a nadie. Pero pone las cosas en su lugar. Todas aquellas cosas que en su momento parecían problemas irresolubles, o todas esas diferencias que tuvimos con alguna persona, todas las heridas que nos dejaron las separaciones y las pérdidas y todas las preocupaciones vanas que ocuparon nuestro tiempo van cayendo por su propio peso. Al final, en lo que a mi respecta, lo único que prevalece son las memorias de los buenos momentos, y todos aquellos instantes que vivimos con nuestros amigos, con nuestra familia, con cada persona de nuestra vida que quisimos y que fue importante para nosotros. Toda la posible bondad o valor que tenemos se la debemos a la experiencia. Y en gran parte ésta fue dictada por cada momento que vivimos con las personas que compartieron un instante, un día. un mes, un año o varios de su vida con la nuestra.
*
No existe ninguna persona de la cual no podamos aprender algo. Esto no se trata de que todas las personas a nuestro alrededor sean nuestras amigas. Eso evidentemente es imposible. Pero creo que se puede ir por la vida sin la necesidad de ganarse enemigos en el camino, siempre y cuando sigamos esa regla de no juzgar los pensamientos o las acciones de las personas que nos rodean. Desafortunadamente eso no implica que seremos tratados de la misma forma. Lo único que nos queda en tal caso es ignorar estos juicios, por más dificil que sea.
*
Vivir en un permanenteestado de bienestar nos priva necesariamente de la oportunidad de conocer las lecciones que nos da la adversidad.
*
Las enseñanzas que nos dejan los momentos felices son muy fáciles de encontrar y asimilar, puesto que no es preciso siquiera buscar. En los momentos felices, esas enseñanzas vienen a nosotros y podemos asimilarlas ucho más fácilmente que las lecciones que guardan los momentos adversos. En la adversidad nuestra vista puede estar nublada por la desesperación, por la tristeza o por la desesperanza. De manera que es mucho más dificil el vislumbrar esas lecciones. La ironía es que estas lecciones suelen ser las más útiles.

las seis cuerdas



Existen 4 cosas que hago, que muchos podrían considerar pasatiempos, sin embargo, son mucho más que eso. Leer, escribir, escuchar música y tocar la guitarra.
De ésta última en particular, quizá sea a la que más tiempo le dedico y no es una exageración llamarle necesidad. Hace unos días no tuve amplificador por unos 3 o 4 días. Es solo entonces cuando me dí cuenta de que tan importante es para mí la guitarra y en particular la guitarra eléctrica.
Todos son medios de expresión. Sin embargo, después de esos meses o años en los cuales uno aprende los acordes, las escalas y adquiere habilidad para tocar, llega ese momento en el cual el acto de tocar la guitarra, de la mano de la escala pentatónica, se convierte en un acto reflejo.
Existen muchos géneros. La pieza que me llevo inicialmente a la guitarra es Asturias de Isaac Albéniz, la cual me llevó un año aprender.
Pero lo que toco todos los días es básicamente blues y blues rock, lo cual es un término redundante ya que el rock viene del blues. Si, es cierto que los riffs priincipales y los acordes son los mismos en una canción, pero es en la parte de los solos en donde ese acto reflejo se revela en todo su potencial.
La música es terapéutica. Escucharla y tocarla.
Tras esos 3 o 4 días sin amplificador, cuando lo tuve de vuelta toque por horas, como si hubieran pasado meses. Y es que el acto de tocar la guitarra (y supongo que de todo instrumento musical, sin embargo solo puedo hablar del que conozco) es un acto catártico. Es un momento de abandono. Cuando una persona toca un solo de guitarra improvisado (Y el blues es improvisación) lo que hace es básicamente un salto al vacío en el cual la nota siguiente es imposible de predecir. Es por eso que nunca un solo se repite ni es tocado de la misma manera.
Es preciso comenzar con la guitarra acústica. Sin embargo, en mi opinión, las posibilidades que ofrece la guitarra eléctrica como medio de expresión son ilimitadas. Y no creo que exista otro instrumento musical que pueda compararsele en ese aspecto.
La escritura es un medio de expresión más elaborado que involucra mucho más el intelecto y la razón.
La guitarra es un medio de expresión también sin embargo tiene poco que ver con el intelecto y tal como muchos músicos lo han señalado, va más de la mano de la expresión sin filtro de los sentimientos.

el tiempo lo cambia todo


En Irreversible, la película de Gaspar Noé, se repite una y otra vez una frase: "El tiempo lo destruye todo". Nunca he creído en esa frase. El paso del tiempo puede destruir, pero al mismo tiempo crear, y en una acepción amplia, sería más correcto decir que el tiepo lo transforma, lo cambia todo.
Casi desde que tengo memoria, tengo el hábito de leer y escribir. Siempre he tenido una libreta en la cual, a lo largo de mi vida he escrito mis pensamientos. Nunca ha sido un diario. Nunca he tenido uno. Son pensamientos al aire, inconexos, que tratan sobre muchos temas completamente diferentes los unos de los otros.
No conservo todas las libretas, que en total deben ser unas seis o siete. Conservo unas tres o cuatro.
Muchos de los textos que contienen se encuentran en este blog.
**
Es cuerioso releer esos escritos diez, doce o quince años después. Muy pocos están fechados, por lo que solo puedo estimar que escribí esto a los 16 o 17 años:
¿Que es lo que sigue? Supongo que una burda simplificación del asunto sería esta: Uno es joven. Fuerte, lúcido, ágil. Durante la adolescencia adquirimos una feroz e insospechada consciencia de nosotros mismos. De nuestra individualidad. Y sin proponernoslo, observamos de una forma casi intuitiva que la forma en la cual los adultos manejan muchos aspectos del mundo -nuestro mundo- es estúpida y equivocada. Nosotros queremos cambiar las cosas. Y si no, por lo menos mantenernos lejos de las garras de esa mediocridad y sedación que en el futuro amenza con devorarnos.
Los años pasan y en formas sutiles y apenas perceptibles esa rebeldía juvenil del pensamiento se va debilitando. Al momento de escribir estas líneas me siento vivo. Siento una vitalidad que me lleva a escribir estas líneas. En diez años espero sentir esa vitalidad.
No existen límites marcados y bien establecidos de como debe vivirse una vida. De cuanto debe durar. Ser anciano debe tener sus ventajas. Pero no es para mí. Yo quiero que la muerte me encuentre en el último minuto de mi juventud. No quiero vivir sedado. No quiero vivir por vivir.
El destino existe... hasta que llega. Tal como dijera Jaime Sabines.
No puedo descalificar de entrada estas líneas como una estupidez, tomando en cuenta la edad que tenía cuando las escribí. Los seres humanos somos extraordinariamente parecidos. Me parece que aún no conocía la música de The Who en ese entonces, pero esa forma de pensar no es más que esa etapa de la juventud que Pete Townsend resumió en una línea de la letra de My Generation:
"I hope I die before get old"
Con el paso de los años esa forma de pensar fue cambiando y ya no creo en ella.
Una de las pocas anotaciones en estas libretas que si esta fechada corresponde al 26 de Septiembre del 2004. Esto es lo que dice:
Nuestra vida entera se nos va en la permanente búsqueda de la felicidad. Lo curioso es que la felicidad más pura de todas no se encuentra en las grandes empresas, sino en los sutiles detalles que realmente importan.
La vida no es tan complicada como a veces parece. Porque lo mejor de ella está en las cosas más simples. El secreto es saber donde buscar. Un buen lugar es buscar la felicidad procurando la felicidad de quien amas.
Aunque necesariamente incompleta, ocho años después de escribir esto, sigo creyendolo. Es una afirmación incompleta porque si bien, procurar la felicidad de la persona que amas te da felicidad a la vez, es preciso buscar esa felicidad o ese bienestar en uno mísmo, antes de buscarlo en alguien mas. Y es un error el creer que la felicidad se encuentra únicamente en esa tarea de hacer feliz a las personas que quieres a tu alrededor. Sin embargo es un pensamiento más cercano a la forma en la que pienso hoy en día.
Al final creo que son dos cosas las que hicieron que esa idea de morir joven cambiara. El ir conociendo lo que es el amor, a lo largo de diferentes etapas de mi vida. El saber lo que es amar a una persona. El llegar a una edad en la cual por primera vez pensé en lo que deber significar ser padre. Y eventualmente tener el sueño de tener una hija.
La otra fue mi amor por la medicina. Ese momento en el cual esas dudas con respecto a la carrera que elgí se disolvieron y supe que ser médico era la mejor elección de mi vida.
Eso lo descubrí en la sierra, en un poblado que no aparece en los mapas, y a donde no es posible llegar por una carretera pavimentada: Santa Inés, Querétaro.
***
Este escrito, lo redacté al ingresar a la carrera de medicina, en un momento en el cual dudaba de la decisión que había tomado, ya que entré a Medicina con la idea de hacer psiquiatría, por lo cual pasé por muchas materias que odiaba. Lo que refleja es esa inertidumbre.
Fue hasta el servicio social que realmente supe lo que es ser médico. Y también se disolvieron todas mis dudas sobre si fue un error el haber elegido Medicina
Si algo me define el día de hoy es lo que he tenido la oportunidad de hacer como médico y mi amor por la medicina.
Al ingresar a Psiquiatría corroboré también que no me había equivocado.
Hay pocas cosas que pueda afirmar con certeza. Una de ellas es que amo la medicina y la psiquiatría.
****
Con el paso del tiempo también entendí que hay ciertas lecciones y enseñanzas que no esposible conocer mas que en la adversidad. Se cuentan entre las lecciones más valiosas, ya que, cuando estamos inmersos en la adversidad, nos es muy dificil tener la templanza para reconocer esas lecciones y esa sabiduría. Por otro lado, aún cuando la reconozcamos, no todas las personas que lo logran sobreviven esa adversidad y viven para contarlo.
Por lo pronto, la vida continúa, y mientras esto sea cierto, siempre habrá una libreta cerca.

Thursday, March 08, 2012

una reflexión sobre el amor, según Carlos Fuentes


"El amor quiere ser, por el mayor tiempo posible, plenitud de placer. Es cuando el deseo florece por dentro y se prolonga en las manos, los dedos, los muslos, las cinturas, las caricias y el pulso ansioso, el universo de la piel amorosa, reducidos los amantes al encuentro del mundo, a las voces que se nombran en silencio, al bautizo interno de todas las cosas. Es cuando no pensamos en nada para que esto no termine nunca. O cuando pensamos en todo para no pensar en esto y darle su libertad y su más larga brevedad al placer cuando le damos la razón a San Agustín, sí, el amor es more bestiarum, pero con una diferencia: sólo los seres humanos hacemos el amor dándonos la cara. Para el animal no hay excepciones. Para nosotros, la excepción animal es la regla humana.¡Cuando es mayor la felicidad del amor? ¿En el acto del amor o en el salto adelante, en la imaginación de lo que sería la siguiente unión amorosa?¿La alegría fatigada del recuerdo y nuevamente el deseo pleno, aumentado por el amor, de un nuevo acto de amor: felicidad? Este placer del amor nos deja asombrados. ¿Como es posible que el ser entero, sin desperdicio o abandono alguno, se pierda en la mirada en la carne y en la mirada del ser amado y pierda, al mismo tiempo, todo sentido del mundo eterior al amor? ¿Como es posible? ¿Como se paga este amor, este placer, esta ilusión?Los precios que el mundo le cobra al amor son múltiples. Cuando amamos, todo el mundo huye de nuestra mirada. Sólo tenemos ojos para el ser amado.El crepúscuo interior nos enseña también, con el tiempo, que se puede amar la imperfección del ser amado. No a pesar de ser imperfecto, sino por ser imperfecto. Porque una cierta falla, un defecto conmensurable, nos hace más entrañable a la persona querida. No porque nos haga creer nuestra propia superioridad, sino por el contrario, porque nos permite admitir nuestras propias carencias y, estrictamente, emparejarnos.Voluntad o costumbre, generosidad o imperfección, belleza y plenitud, intimidad y separación, el amor, acto humano, paga, como todo lo humano, el precio de la finitud. Si del amor hacemos la meta más cierta y el más cierto placer de nuestras vidas, ello se debe a que por serlo, o para serlo, debe soñarse ilimitado solo porque es, fatalmente, limitado. El amor solo se concibe a sí mismo sin límite. Al mismo tiempo los amantes saben (aunque apasionadamente se cieguen negándolo) que su amor tendrá límites, si no en la vida, en la muerte.Si fuesemos infinitos, seríamos Dios, dice el poeta. Pero queremos al menos amar infinitamente. Es nuestro acercamiento posible a la divinidad. Es nuestra mirada de Adiós y nuestra mirada de Dios."

Monday, March 05, 2012

Recuerdo que comencé con el hábito de escribir desde niño. Inicie este blog en el 2005, sin embargo, algunos de los textos que contiene fueron escritos en el 2002.
Desde que empecé con ese hábito que nunca abandoné, que es la lectura, inicié también con la escritura.
Recuerdo aún como era la primera libreta en la cual anoté los primeros textos que escribí. Contenía 2 o 3 cuentos de los cuales recuerdo el tema de dos.
Con el paso del tiempo escribí más cuentos sin embargo son solo 3 los que recuerdo. El único de ellos que llegaría a este blog se titula el Hombre del desierto y es el unico con el que realmente quedé satisfecho, porque solo en ese cuento logré escribir una historia con el estilo con el que siempre quise escribir.
Sin embargo siempre me costó trabajo encontrar un tema para un cuento.
Las obras completas de Borges abarcan mas de 900 páginas. Juan Rulfo en cambio escribió únicamente dos libros y dijo alguna vez que dejó de escribir, porque la mujer que le contaba las historias murió.
Fue el laberinto de la soledad el libro que me hizo descubrir el poder de la palabra y del ensayo como género literario. Y una vez que lo descubrí jamás lo abandoné.
Fue en el ensayo en donde encontré lo más parecido a un estilo propio para poder expresarme, y ese problema que tenía para encontrar temas desapareció. Ya que los temas de mis ensayos, al contrario de lo que sucedía en los cuentos, en los cuales pasaban semanas sin que me llegara una buena idea, simplemente venían a mí todos los días, ya que los encontraba en cada libro, en cada película y en cada conversación que tenía. Asi como en la simple observación de la realidad.
Tal como dice Carlos Fuentes en el texto que se encuentra debajo de estas líneas el pensamiento es eterno y las palabras son su vehículo.
Siempre he creído en el poder de la palabra. La palabra es eterna. La palabra escrita permanecerá aqui cuando nosotros ya no estemos. También lo harán aquellas palabras que compartimos con las personas que quisimos en nuestras vidas y que partan primero que nosotros.

el instante sin fín


Carlos Fuentes
El fin de toda vida es la muerte, una reina todopoderosa que nos precedió y seguirá aqui cuando desaparezcamos ¿Nos anunció antes de ser? ¿Nos recordará después de haber sido?
La muerte espera al más valiente, al más rico, al ´más bello. Pero los iguala al más pobre, al más cobarde, al más feo, no en el simple hecho de morir, ni siquiera en la conciencia de la muerte, sino en la ignorancia de la muerte. Sabemos que un día vendrá, pero nunca sabemos lo que es. La esperamos con diferentes grados de aceptación, de fueria, de tristeza, de cuestionamiento, de arrepentimiento, de eso que Xavier Villaurrutia llamaba nostalgia de la muerte. Hacemos el balance de nuestra vida, pero sabemos que el verdadero fiscal es la muerte y que su veredicto lo conocemos de antemano. Compañera final e inevitable. Pero ¿Amiga o enemiga? Enemiga, y más que enemiga, rival, cuando nos arrebata a un ser amado. Que injusta, que maldita, que cabrona es la muerte que no nos mata a nosotros sino a lo que amamos. Sin embargo, esa muerte enemiga es la que podemos vencer.
Permanece sin embargo, el hecho de que, precedidos o sucedidos, olvidados o recordados, morimos solos y, radicalmente morimos para nosotros solos. Quizás no morimos del todo para el pasado pero ciertamente morimos para el futiro. Quizá semaos recordados pero nosotros mismos ya no recordaremos. La muerte es el tiempo sin horas.
Hay quienes esperan que la muerte los ibere de su propia memoria. Hay quienes lamentarán toda su vida (la que les resta) no haber prestado atención, no haber tendido la mano o escuchado a la persona que se fue para siempre.
Creemos que la muerte de hoy dará presencia a la vida de ayer. Con Pascal reptimos "Nunca digas, lo he perdido" Mejor dí: "Lo he devuelto". Piensa que es cierto. Hay quienes mueren para ser amados más. Piensa que el muerto amado vive porque el amor que nos unió esta vivo en mi vida.
Las ideas nunca se realizan por completo. A veces se retraen, invernan como algunas bestias, esperan el momento oportuno para reaparecer. El pensamiento no muere. Solo mide su tiempo. La idea que parecía muerta en un tiempo reaparece en otro. El espíritu no muere. Se traslada. Se duplica. A veces suple, e incluso, suplica. Desaparece, se le cree muerto. Reaparece. En verdad el espíritu se esta anunciando en cada palabra que pronunciamos. No hay palabra que no esté cargada de olvidos y memorias, teñida de ilusiones y fracasos. Y sin embargo, no hay palabra que no venza a la muerte porque no hay palabra que no sea portadora de una inminente renovación. La palabra lucha contra la muerte porque es inseparable de la muerte. la hereda, la hurta, la anuncia. No hay palabra que no sea portadora de una inminente resurreción. Cada palabra que decimos anuncua simultáneamente otra palabra que desconocemos porque la olvidamos y una palabra que desconocemos porque la deseamos. Lo mismo sucede con los cuerpos, que son materia. No nos desprendamos de estas promesas de la muerte.

Sunday, March 04, 2012

living is easy with eyes closed

"Music reflects the state of society is in... it doesn´t suggest the stage. I think musics, writers, artists, reflects the state of society"
John Lennon
Entrevista concedida en 1971
Mi definición favorita del arte es la forma en que cierta vez la definió Carlos Fuentes: Dijo que el arte no es mas que la verdad en el mundo.
Coincido con esa definición. Por eso creo que el pop no es una expresión artística, aún cuando el arreglo musical de la canción y la voz sean técnicamente "correctos" de acuerdo a ciertos estándares, mientras que Bob Dylan, cantando like a rolling stone en New Castle, con esa voz desafinada y por momentos caótica, fue una de las expresiones artísticas más poderosas de la década de los 60.
Creo que ante todo, el arte debe ser honesto. Y esto está por encima de los cánones estéticos de aquello que consideramos "bello".
Por esa razón, creo que el arte está mas relacionado con lo que genera en la mente de quien lo observa y en la forma en que refleja la época o las ideas de su autor, que en su apariencia.
La Venus de Milo o las pinturas de Boticcelli reflejan un espectro de la realidad, de la misma forma que lo hace el Guernica de Picasso o El Grito de Edvard Munch.
El arte es diverso y no puede encasillarse, ya que la realidad que refleja le ofrece posibilidades casi ilimitadas.
La música me resulta una de las formas de expresión artística más universales. Mientras otras expresiones artísticas como la literatura o la pintura están más ligadas a su época, las grandes obras musicales son casi atemporales.
La música con frecuencia es percibida más por los sentimientos que por el intelecto. Quizá por esa razón, las obras musicales suelen marcar ciertos momentos.
Y solo ciertos músicos han tenido el don de crear música que trasciende las fronteras de su época, por lo que su impacto y trascendencia es el mismo el día de hoy o hace siglos.
Esta pieza está contenida en el disco Love. Es un arreglo diferente de Strawberry Fields de Lennon, que George Martin creó utilizando parte de la pista original y terminando con esa combinación de varias canciones de los beatles. La fuerza de esta versión en particular sintetiza para mí ese poder que tiene la música para evocar sentimientos impredecibles, intensos e instantáneos que se quedan en tu memoria de forma indeleble.
Existen muy pocas piezas musicales que alcancen a reflejar en solo unos minutos, ese poder intangible y universal que posee la música. En mi caso puedo nombrar el segundo movimiento de la novena sinfonía de Bethoven, el huapango de Pablo Moncayo, el Ok Computer de Radiohead y un sin fín de canciones de los beatles. Pero me es imposible describir la impresión que me causó el escuchar esta canción en esta versión la primera vez que lo hice.
Creo que hay pocas obras artísticas y formas de lenguaje universales que poseen una fuerza y un poder de evocación que afecta de una forma u otra a toda persona a la que llega. La música de los beatles es una de ellas. Y de entre el amplio catálogo de los Beatles, son probablemente las canciones de John Lennon las que a mí en lo particular me afectan de una manera más profunda. Pero esta versión no solo nos lleva a los acordes de ese portento llamado strawberry fields forever, sino que en el momento clímatico de la canción, George Martin (El único ser humano que merece ser llamado el quinto beatle) crea un collage con varios de los fragmentos musicales más bellos de toda su discografía.
La música de los beatles ha jugado siempre para mí un papel insustituible en mi vida. Desde haber sido en gran parte responsable de iniciar mi amor por la música, hasta moldear mis conceptos sobre el arte, la expresión, el amor, la imaginación y la inteligencia.
En suma, esta pieza sintetiza más que ninguna otra, mi amor por la música de esa banda de Liverpool cuya música revolucionó al mundo para siempre.
Jamás olvidaré la primera vez que escuché esta pieza.