Saturday, March 24, 2012

la necesidad de expresión



when you are playing a guitar is like an extension of... your passions...

when you play a note, you need to put your fingerprints on... you are making your own unique, individual statement.

Carlos Santana

sometimes you want to communicate your feelings to someone... and you don´t know how to do it until you have a guitar in your hand...

Bruce Springsteen

People tought I was weird because I could spent all the weekend doing nothing to play my guitar

Eddie Van Halen

Para todos los seres vivos, incluyendo al ser humano, la expresión es una necesidad que se lleva a cabo de infinitas formas.
La literatura y la música son dos ejemplos.
Toda forma de expresión involucra el uso del intelecto y las emociones, sin que estos dos conceptos sean diferentes o mutuamente excluyentes. Sin embargo es cierto que existen formas de expresion en las cuales predomina principalmente el intelecto mientras que en otras lo hacen las emociones.
En el caso de la literatura, por poner un ejemplo y simplificando las cosas, ya que no puede hacerse una generalización, tenemos el caso del ensayo y de la poesía.
La lectura del laberinto de la soledad de Octavio Paz nos hace sentir, pero principalmente a pensar. Es una lectura mucho más intelectual que un poema de Sabines, en el cual, el poeta chiapaneco puso su intelecto al servicio de la expresión de sus emociones. La lectura de los amorosos o algo sobre la muerte del mayor sabines nos hace pensar pero principalmente nos lleva, nos obliga a sentir. No conozco una obra que exprese de una forma tan cruda y desgarradora el dolor por la pérdida, por la muerte, que el poema "Algo sobre la muerte del Mayor Sabines".
Jaime Sabines escribía poesía como una necesidad para expresar sus emociones. Esto es evidente en una de las líneas de ese mismo poema:
Maldito el que crea que esto es un poema
Octavio Paz por otro lado escribió el laberinto de la soledad como una expresión mucho más intelectual de conceptos menos ligados a las emociones.
Ninguna de estas formas de expresión se componen únicamente de intelecto o emociones. Son solo un ejemplo de dos obras en las cuales puede evidenciarse que no todas las formas de expresión (literaria en este caso) tienen un balance exacto entre una y otra.
En el caso de la música, y en particular de la ejecución de un instrumento musical, también podemos ver ejemplos similares.
Dejando a un lado el obvio uso de la memoria y otras funciones intelectuales cuando se está en el proceso de aprender los acordes y las escalas, en el momento en el que esto se domina y se ejecuta una pieza, existen obras que dejan poco espacio para la improvisación ya que son ejecutadas esencialmente sin muchas variaciones en cada ocasión.
Es el caso de obras como Asturias de Isaac Albéniz o el Canon en D Menor de Pachelbel. De nuevo, en una excesiva simplificación, este podría ser el equivalente musical a un ensayo como el laberinto de la soledad.
Por otro lado existen otros géneros músicales cuya base rítmica es simple, y es en la improvisación en donde encontramos predominantemente la expresión de emociones. Tal es el caso del blues o el jazz.
Por poner un ejemplo, la canción de BB King "The Thrill is gone" sigue una sucesión de acordes establecida. Sin embargo, ni en las decenas de diferentes versiones de esta canción del propio BB King ni en los múltiples covers de esta obra he escuchado un solo ejemplo en el cual ni la introducción ni mucho menos los solos sean interpretados de la misma manera. Esto se debe a que el blues (tal como su mismo nombre lo indica) esta intimamente ligado a la expresión emocional más que intelectual, de manera que cada vez que un guitarrista toca esta canción, necesariamente habrá variaciones, ya que el estado emocional está siempre en mayor o menor medida en continuo cambio.
El blues en este caso sería el equivalente musical al poema de Jaime Sabines.
Ninguna de estas dos formas de abordar la expresión literaria o musical es superior a la otra. Se utiliza una u otra en diferentes circunstancias y en la mayoría de los casos es un proceso inconsciente. En ocasiones necesitamos expresar un concepto o nuestra opinión sobre cualquier tema y lo hacemos mediante la razón. En otras, nuestra necesidad de expresión obedece a una necesidad de liberar emociones que nos es imposible abordar únicamente con la razón. Y de esta forma recurrimos a esas formas de expresión que más se prestan a este propósito.
La literatura nos lleva a pensar y a sentir. La música es una forma de expresión curiosa, ya que esencialmente nos lleva a sentir y a experimentar cosas que con frecuencia nos es muy dificil y en ocasiones imposible poner en palabras.

No comments: